Tres mandatos, una misma conducción al frente de la CGT

14 de julio de 2004 - 12 de julio de 2016 Hugo Moyano cumple su tercer mandato al frente de la CGT.

Allí cuando la historia reclamaba un líder combativo, una voz que nos guiara a la lucha, recuperando conquistas que otros daban por perdidas, convocando a innumerables actos, movilizaciones y paros por la mejora de los convenios, los trabajadores desocupados, salarios congelados, en contra de los despidos, y lo que es peor aun denunciando niños que mueren de hambre en nuestro país. Allí estaba nuestro compañero Secretario General, Hugo Moyano, un líder que permanentemente llevó adelante una lucha despareja, donde algunos funcionarios “correctos” vendían a nuestra Patria o se entregaban a la coima como en la Ley Banelco; perjudicando a millones de trabajadores. Él es quien vino a alzar bien alto las banderas de la lucha, con paros y ollas populares contra la liquidación de la industria nacional, contra la entrega de los recursos de nuestra tierra y contra la sumisión a los organismos internacionales como el FMI. Nos enseñó a recorrer un camino de lucha y no de sometimiento. Todos advirtieron en él aquel líder que necesitábamos porque a cada uno nos ofreció un puesto de lucha. Porque siempre nos enseñó que "la única lucha que se pierde es la que se abandona".

1er. Mandato 2004 - 2008

El 14 de julio de 2004 asume la Secretaría General un triunvirato donde Hugo Moyano comparte el mandato con Susana Rueda (FATSA - Sanidad) y José Luis Lingieri (SGBATOS - Obras Sanitarias)

El 14 de julio de 2005 asume Hugo Moyano como único líder de la Confederación General de Trabajo.

Con la postura firme de la CGT presidida por el compañero Moyano de recomponer diversas cuestiones olvidadas, entre el 2003-2008 se da la recuperación del poder adquisitivo de los salarios, una mejora en la distribución de los ingresos, vuelta a la negociación colectiva, y nuevos puestos de trabajo; demandas siempre planteadas desde la casa de los trabajadores. No obstante, ello, se hace ver desde la CGT, muchos otros aspectos de la realidad que debieran ser corregidos, como el reclamo constante por el impuesto a las ganancias, las asignaciones familiares, la puesta en marcha del artículo 14 bis de la Carta Magna (reparto de utilidades con los trabajadores), entre otras. 


 
2do. Mandato 2008 - 2012 

El 8 de julio, después de siete horas de deliberaciones en el estadio de Obras Sanitarias, Hugo Moyano fue reelegido como Secretario General para conducir a la Confederación General del Trabajo por otros cuatro años.

En el plenario, sobre un total de 1.711 congresales inscriptos en el padrón de la CGT, se reúnen y avalan al compañero Moyano, 1324; es decir, el 77% de los delegados en condiciones de votar.

La única lista que formó Moyano fue numerada con el 1 y bautizada como Celeste y Blanca. Tras una votación de 19 urnas se conoció el resultado. La lista 1 había sido votada por 1294 congresales, 30 sufragios eran en blanco y no se había registrado ningún voto nulo. Además de la reelección de Moyano, el comicio confirmó el retorno a la conducción de la Unión Obrera Metalúrgica, que accedió a la secretaría adjunta a través de Juan Belén. El nuevo consejo directivo, con mandato hasta julio de 2012, quedaba compuesto por 35 miembros. 


La avenida más grande quedó chica...

El 30 de abril de 2009, para recordar el 1° de mayo, se organiza una convocatoria que logra reunir un importantísimo número de trabajadores como hacía mucho tiempo no ocurría. La CGT, con el compañero Moyano al frente, produjo una inolvidable movilización a la Avenida 9 de Julio y Belgrano, que quedará grabada en la memoria historia nacional: más 300 mil trabajadores se hicieron presentes.

Hugo Moyano, con fotos de Eva y de Perón a los costados, y la multitudinaria asistencia de trabajadores de diferentes organizaciones.

"Somos agradecidos con quienes nos dieron la razón de ser: el General Perón y Eva Perón. Jamás podrán arrancarnos de nuestro corazón el amor que sentimos por ellos”

“Les pedimos a los empresarios que no despidan trabajadores… Que no se olviden del colchón que hicieron durante seis años de absoluto crecimiento y ganancias permanentes”

 
3er. Mandato 2012 - 2016

El 12 de julio y después de operaciones y aprietes por parte del Gobierno Nacional, incluyendo una impugnación del Ministerio de Trabajo, los trabajadores por medio del voto directo revalidaron la gestión de Hugo Moyano al frente de la CGT; ratificándolo como secretario general por cuatro años más. 

En el estadio de Ferro, desbordantes de banderas y cantos, el reelecto Secretario General remarcó lo retrogrado y nocivo del impuesto a las ganancias, la eliminación del tope para el cobro de asignaciones familiares y también habló de la inflación y de la inseguridad, como problemas que el Gobierno debe solucionar. " Que den respuesta a quienes la votaron", "es una realidad, no podemos votar a quienes nos niegan la legitimidad de los trabajadores", reiterando que promueve la unidad del movimiento obrero. “Es preferible que lo odien porque uno reclama por quienes representan y no que lo desprecien por inútil e inservible y porque ha colaborado con todos los gobiernos de turno”. "Los trabajadores somos los más pacíficos de la sociedad, pero queremos que nos den respuesta a nuestros reclamos".

De ahora en más la discusión estará dada en las respuestas que el Gobierno decida darle a las diferentes y justas demandas, emanadas desde la casa de los trabajadores, más allá de los nombres en cuestión. 

Hugo Antonio Moyano continúa ocupando su lugar, el de la defensa de los derechos de los trabajadores, más allá de los contratiempos y las dificultades que esto acarree.  

«Los trabajadores no son ni golpistas ni destituyentes. Vamos a profundizar los reclamos, no vamos a hacer locuras, vamos a exigir diálogos y a conversar con todos los sectores de la sociedad; ya que a este país lo arreglamos entre todos o no lo arregla nadie»

}

En el último acto de la CGT, el 29 de abril de 2016, en el cual se conmemoró el Día del Trabajador, el compañero Secretario General Hugo Moyano se dirigió a los trabajadores con las siguientes palabras:  "Estoy cumpliendo mi tercer mandato, algo que nunca se dio en la historia de la CGT. Hay que dejar un poco a los jóvenes para que puedan cumplir una función importante". Y agregó “Renuncio a un cargo pero no a la lucha”.